© 2018 - 2019 para Asistecs

  • Asistecs

Industria 4.0: 3 - Procesos, productos y modelos de negocio. Triple impacto de la Industria 4.0

En la industria 4.0 la tecnología es el instrumento que vértebra el cambio en la forma de hacer las cosas. Ahí es donde realmente radica la innovación. Procesos, productos, y modelos de negocio, son transformados para dar respuesta a los retos del mercado. Los avances tecnológicos permiten incorporar información a elementos físicos, trasladar con rapidez todo este flujo de datos y procesarlos de forma inteligente.

Dispositivos, personas y sistemas de información se comunican de forma eficaz funcionando más unidos que nunca. Desde el diseño hasta su comercialización, todos los elementos que forman parte de la cadena de valor del producto, deben evolucionar para adaptarse al nuevo entorno.

La mejora de cada proceso repercute en el resto, transformando de forma progresiva el conjunto de la industria. La interacción colaborativa y permanente entre los elementos que componen la cadena de valor, es uno de los ejes centrales del cambio. Comunicación a través de múltiples canales, interacción real y continua con clientes, distribuidores y proveedores, análisis de la información en tiempo real para predecir la demanda, adaptación a las necesidades del cliente. Nuevos modelos de trabajo que permiten flexibilizar y agilizar la producción, modelos que permiten reducir tiempos de respuesta a la vez que mantener los costes bajo control.

El aprovisiónamiento de mercancías y el control económico-financiero también pueden ser optimizados aprovechando las nuevas herramientas. La utilización de plataformas integradas permite que la información fluya desde la sensorica hasta el ERP, desde la planta de producción, hasta el punto de comercialización, reduciendo costes y tiempos derivados de la gestión integral de la empresa. Abordar la gestión de los procesos de forma global y centralizada permite implicar a todos los elementos de la cadena de valor desde el momento en el que el producto se diseña. ¡Ha nacido la ingeniería concurrente!





Utilizar plataformas colaborativas para que todos los implicados aporten su conocimiento del producto en la fase de diseño y las nuevas técnicas de simulación mediante realidad virtual, evitarán costosas modificaciones en las fases de prototipado, validación y fabricación.

Los productos también pueden ser mejorados, incorporando elementos inteligentes que incrementen su trazabilidad o les den nuevas funcionalidades. Cada vez se encuentran disponibles más productos inteligentes, especialmente en la industria aplicada al hogar, que ya fábrica elementos como bombillas inteligentes que pueden ser manejadas desde un móvil, cambiando el color y la intensidad de la luz que emite.

La personalización del producto también es posible aprovechando los nuevos canales de comunicación con el cliente, adaptándolos a las necesidades y gustos de los clientes. Esto requiere de un importante esfuerzo de coordinación entre los canales de ventas y la cadena de producción.



Pero no solo los procesos y los productos se verán afectados. Los nuevos paradigmas de la industria permitirán la aparición de nuevos modelos de negocio impensables hace unos años.

Fabricación a demanda, digitalización de productos que se pueden fabricar directamente en el punto de venta, son solo algunos ejemplos de los modelos que las nuevas tecnologías permiten abordar.

124 vistas